La violencia doméstica puede tener consecuencias migratorias significativas tanto para la víctima como para el agresor.

Para la víctima, la violencia doméstica puede ser un motivo para obtener un estatus migratorio legal, como a través de la visa U o la petición propia de la Ley de Violencia contra la Mujer (VAWA). Estas formas de alivio están disponibles para las víctimas de ciertos delitos, incluida la violencia doméstica, que han sufrido abuso físico o mental sustancial y están dispuestas a ayudar a las autoridades en la investigación o enjuiciamiento del delito.

Para el agresor, una condena por violencia doméstica puede resultar en inadmisibilidad o deportabilidad según la ley de inmigración. Según la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), una condena por un «delito de violencia doméstica» hace que un no ciudadano sea inadmisible a los Estados Unidos y sujeto a expulsión de los Estados Unidos. Un «delito de violencia doméstica» se define como cualquier delito que involucre el uso o intento de uso de fuerza física o la amenaza de uso de un arma mortal contra una persona con la cual el delincuente tiene una «relación doméstica», como un cónyuge o pareja.

Es importante tener en cuenta que un no ciudadano no necesita ser condenado por un delito de violencia doméstica para estar sujeto a consecuencias migratorias. Las autoridades de inmigración también pueden iniciar un proceso de expulsión basado en pruebas de violencia doméstica, incluso si la persona no ha sido condenada por un delito.

Además, incluso si una condena por violencia doméstica no hace que un no ciudadano sea inadmisible o expulsable, aún puede afectar su capacidad para obtener o mantener un estatus migratorio legal. Por ejemplo, una condena por violencia doméstica puede dificultar la obtención de la residencia permanente legal o la naturalización, ya que las autoridades de inmigración pueden considerar la condena como evidencia de mala conducta moral.
En general, la violencia doméstica puede tener consecuencias migratorias significativas tanto para la víctima como para el agresor.

MÚLTIPLES ENTRADAS A LOS ESTADOS UNIDOS
La prohibición permanente, también conocida como «prohibición permanente de admisión», es una disposición de la ley de inmigración de Estados Unidos que prohíbe permanentemente la entrada a los Estados Unidos a las personas que hayan estado ilegalmente presentes en los Estados Unidos durante más de un año y luego abandonen el país. Específicamente, según la sección 212(a)(9)(C)(i)(I) de la INA, las personas que acumulen más de un año de presencia ilegal en los Estados Unidos y luego salgan están prohibidas de regresar a los Estados Unidos durante un período de diez años.

Las consecuencias de la prohibición permanente pueden ser graves, ya que impide efectivamente que las personas regresen a los Estados Unidos por cualquier motivo, incluido el trabajo, los estudios o la reunificación familiar. Además, las personas permanentemente prohibidas pueden no ser elegibles para muchas formas de alivio de la deportación, como la cancelación de la deportación o el asilo.

Es importante tener en cuenta que la prohibición permanente solo se aplica a las personas que están presentes ilegalmente en los Estados Unidos durante más de un año y luego abandonan el país. Las personas que han estado presentes ilegalmente durante menos de un año pueden estar sujetas a una prohibición de tres años o diez años, según la duración de su presencia ilegal.

También es importante tener en cuenta que múltiples entradas a los Estados Unidos después de haber estado presentes ilegalmente pueden tener consecuencias migratorias significativas, incluso si no resultan en una prohibición permanente. Según la sección 212(a)(9)(B)(i)(II) de la INA, las personas que han estado presentes ilegalmente en los Estados Unidos durante más de 180 días, luego salen del país y posteriormente vuelven a ingresar ilegalmente están prohibidas de regresar a los Estados Unidos durante un período de tres años. Si vuelven a ingresar ilegalmente después de ese período de tres años, están prohibidas de regresar durante diez años.

En general, la prohibición permanente y las múltiples entradas después de haber estado presentes ilegalmente pueden tener consecuencias migratorias significativas.

OFICINA DE BALTIMORE

1447 York Rd
Suite #100
Lutherville, MD 21093

OFICINA DE D.C.

1629 K Street, NW
Suite #300
Washington, DC 20006

OFICINA DE FREDERICK

5235 Westview Drive

Suite #101

FrederIck, MD 21703

OFICINA DE MIAMI

901 Ponce de Leon Blvd
Suite #305
Coral Gables, FL 33134

OFICINA DE SAN DIEGO

1901 1ST AVENUE
Suite #219A
San Diego, CA 92101

TELÉFONO (833) 888-0417
(240) 651-5937
EL TELEFAX (866) 240-3092
INFO@KONARELAW.COM

TELÉFONO (833) 888-0417 • EL TELEFAX (866) 240-3092 • INFO@KONARELAW.COM

PHONE (833) 888-0417
 (240) 651-5937
 FAX (866) 240-3092 INFO@KONARELAW.COM

KONARE LAW  2024. RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS.

KONARE LAW 2024. All Rights Reserved.

Share via
Copy link